¿Estás preparad@?

A veces los cristianos caemos en un punto improductivo, una etapa en la vida del cristiano en la cual pierde la pasión por obedecer y conocerlo. Nos podemos llenar de conocimiento de Dios, más no de practicarlo. Nos sabemos de memoria ciertos versículos y pasajes de la Biblia, pero todavía caemos en esos pecados que nos atan. Sin poder aplicar ese conocimiento que hemos adquirido muchas veces por años.

Tampoco te confundas creyendo que en el momento de aceptar a Jesús como tu salvador, nunca más volverás a pecar. Lo que estoy tratando de decirte es que es más importante poner en práctica lo que aprendemos cada día, pues Dios a partir de ese día que lo recibimos en nuestra vida, se convirtió en nuestro mejor amigo, aquel que estará con nosotr@s por el resto de nuestras vidas, ayudándonos y sobretodo cambiándonos.

Este proceso de cambio, es lo que convierte la vida de un cristian@ en un desafío. El verdadero reto es no caer en los mismos pecados que tenemos, pues es muy fácil seguir pecando y decir que somos cristian@s. Pero eso no quiere Dios para nosotros, sino que con nuestra vida, con nuestro cambio demostremos que Él está en nuestro corazón.

“Pero al ver que muchos fariseos y saduceos llegaban a donde él estaba bautizando, les advirtió: ¡Camada de víboras! ¿Quién les dijo que podrán escapar del castigo que se acerca? Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento.”

Mateo 3: 7-8

Y a esto se refiere el pasaje al decirnos produzcan frutos que demuestren arrepentimiento, porque muchas veces me pasa que vuelvo a cometer el mismo pecado de siempre, ese que a veces nos ata durante años, y en vez de cambiar de rumbo y dejarlo de lado, trato de taparlo con justificaciones.

“No piensen que podrán alegar: Tenemos a Abraham por padre. Porque les digo que aún de estas piedras Dios es capaz de darle hijos a Abraham. El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles, y todo árbol que no produzca buen fruto será cortado y arrojado al fuego.”

Mateo 3:9-11 

Al referirse a que aún de las piedras puede darle hijos a Abraham, se refiere a que Dios es capaz de hacer hablar a su creación (animales, plantas y aún rocas) si nosotros, sus hijos, nos quedamos callados. Y obviamente que Dios lo puede hacer, Él es todopoderoso, pero no es lo que quiere.

Lo realmente alarmante es la segunda parte, en la cual nos recuerda la pronta llegada de nuestro Señor Jesús, y eso es lo más importante amig@s. Que el seguir en pecado y no estar preparados en santidad no nos hará ir junto a Él en el arrebatamiento.

Es por esto la urgencia de parte de Dios para que todo el mundo sepa que el tiempo se está agotando, la venida de Jesús se acerca. Obviamente nadie conoce la fecha, pero es nuestro deber como crisitian@s estar preparados. Ser esos hij@s de Dios que esperan su venida en obediencia.

Dios te bendiga

DC

La imagen mostrada fue tomada de cmslearning1.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.