Trabajo

El trabajo es una de las características inherentes a los seres humanos, de hecho fuimos creados para trabajar; pero no tod@s cumplimos con esta tarea. Y es que este tema tiene algo que ver con la responsabilidad que tenemos en cada uno de los aspectos de nuestras vidas.

Puede que no tengas todavía la responsabilidad de trabajar, pero si estás estudiando esa es tu responsabilidad. Y de hecho, todos tenemos responsabilidades; el ser un@ buen@ herman@, compañer@, prim@, sobrin@, amig@ y sobretodo un@ verdadero hij@ de Dios, lo que es lo más difícil.

Recordarás que nosotros como Cristian@s somos los llamad@s a cambiar nuestra vida, a dejar los malos hábitos y así obedecer a nuestro Dios, para que luego pretendamos cambiar a alguien. Por que no es más predicador quien convierta a 1000 personas si su vida sigue siendo la misma desde cuando conoció a Cristo, pues ese es el mayor desafío; hacer que nuestra vida cambie para que sea Dios quien se muestre a través de nuestros actos, palabras, gestos y actitudes.

Debes tener claro que el trabajo no es cuestión de hacer lo que te piden y nada más, el trabajo implica esfuerzo, tenacidad, el no darse por vencid@ cuando las cosas andan mal, disciplina, y coraje. Porque aunque te puedas ganar el fruto de un trabajo sin merecerlo, luego te darás cuenta que no es sino tu propio esfuerzo el que te hará llegar alto porque verás que lo que te propones y haces con esfuerzo tiene su recompensa.

“De hecho, también, cuando estábamos con ustedes, les dábamos esta orden: <<Si alguién no quiere trabajar, que tampoco coma”.

2 Tesalonicences 2:10

Pueda que todavía creas que tu no tienes ningún trabajo por el cual ganarte la vida, pero quiero que recuerdes que nosotros como hij@s de Dios tenemos un encargo, de hecho uno en el que representamos a Dios. Tenemos la responabilidad de mostrar una vida agradable al Señor, una en la que la gente pueda ver a Dios, en la que se pueda acercar a nosotros a pedirnos ayuda para acercarse a Dios y no como much@s veces pasa, alejarse porque no quieren ser crisitian@s como nosotros.

“Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado”

Proverbios 6: 9-11

Una queja de muchas personas adultas es que los jóvenes y en especial los adolescentes de ahora ya no tienen la mismas ganas de vivir que antes, no tienen planes para su futuro y lo que es peor que no saben que quieren llegar a ser. Solo quiero que pienses que nuestra obligación con Dios como sus hij@s implica mucho trabajo para llegar a ser cada día más como Él quiere que seamos. Y que si tu quieres hacer algo o llegar a ser, lo puedes, porque Dios está contigo.

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

Filipenses 4:13

Dios te bendiga

DC

Nota: Las imágenes mostradas fueron tomadas de elmercadodelaincertidumbre y 20minutos respectivamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.